El final de los días eternos y las noches calurosas sólo significa una cosa, el comienzo de Septiembre…

Septiembre; la crónica de ese final anticipado de la época estival y las vacaciones, pero también la temporada de los comienzos, los nuevos proyectos y metas…

Septiembre nos trae consigo los colores del otoño, los ocres y los dorados pero también los violetas y púrpuras, todos aquellos colores vibrantes que ejemplifican las energías de empezar una nueva etapa con ilusión.

El final del verano nos trae además sus aromas propios, que según la neurociencia son el sentido humano más ligado a las emociones, y que con más exactitud puede transportarnos a nuestros mejores recuerdos.

En esta nueva temporada que comienza, desde Esther Noriega queremos compartir con vosotros uno de nuestros mejores secretos para comenzar la nueva temporada  con energía e ilusión, todo sin renunciar a perder ese momento para ti mismo mimándote un poco. Se trata de la línea de cuidado facial que ofrece La marca ESDOR.

Como ellos mismos explican, se trata de una marca que trabaja sus productos partiendo de la base de cubrir las necesidades de la piel utilizando ingredientes naturales,  empleando como componente principal las uvas, fruto antioxidante por excelencia.

De ESDOR nos gustan muchas cosas, empezando por el olor de sus productos, que como antes mencionamos,  evoca las sensaciones del otoño. Además, el 85% de sus componentes son de origen natural, realizando sus fórmulas sin los temidos parabenos y sin testar en animales.

 

Nuestro favorito para empezar el otoño con energía es la mascarilla detox anti-polución, que prepara la piel y además la desintoxica de los agentes contaminantes, permitiendo que aunque acabe el verano nuestra piel no sufra las consecuencias del ritmo en la ciudad.

Y para finalizar, os dejamos nuestra propuesta para este post, uno de nuestros vestidos de la colección Sanger: